Láser CO2 Fraccionado

Este tipo de láser fraccionado provoca una eliminación de las capas más superficiales de la dermis, que implica una regeneración del colágeno y el consiguiente rejuvenecimiento de la piel. Por lo tanto, se trata de una tecnología que retira las zonas afectadas por procesos de envejecimiento, daño solar, acné, manchas solares, cicatrices u otras lesiones cutáneas.

¿CÓMO FUNCIONA EL LÁSER CO2 FRACCIONADO?

El láser fraccionado consiste en la emisión de miles de minúsculos haces, que penetran en la piel a modo de profundas columnas térmicas hasta la dermis profunda. Estas columnas térmicas son zonas de heridas microscópicas separadas por tejido circundante sano, que contiene células con capacidad para promover una rápida cicatrización. La energía que penetra en la dermis profunda, remodela el colágeno al igual que el láser de CO2, pero sin sus efectos secundarios.

Surge como una respuesta estética a tratamientos como la dermoabrasión mecánica y el peeling químico considerados bastante agresivos.

Al no tratarse de un método invasivo, el tratamiento con láser fraccionado CO2 no precisa de baja laboral ni de cambios en su día a día. La piel permanece ligeramente enrojecida por un periodo de 5 a 7 días para recuperar su tono normal transcurrido este tiempo.

¿QUE DIFERENCIAS PRESENTA CON RESPECTO A OTROS LÁSERES?

El láser fraccionado crea zonas de tratamiento microscópicas sin llegar a afectar otras zonas circundantes, estas zonas son las que ayudan a regenerar la piel afectada. Por lo que la curación tras la aplicación del láser fraccionado es más rápida que con el CO2 tradicional o cualquier otro tipo de láser, el proceso de cicatrización más leve y el dolor mínimo.

Se puede decir que en la actualidad la técnica con láser fraccionado mejora cualquier otra tecnología láser, tanto por su aplicación como en sus resultados.

RESULTADOS DEL LASER FRACCIONADO

  • Rejuvenecimiento.
  • Efecto lifting.
  • Disminución de arrugas y flacidez de la piel.
  • Minimización de poros y cicatrices.
  • Mejoría de las estrías.
  • Disminución de pigmentaciones.
  • Reducción de la profundidad de las cicatrices de acné.
  • Eliminación de lesiones benignas cutáneas.

Los efectos del láser fraccionado CO2 se observan desde la primera aplicación, pero es necesario un tratamiento de varias sesiones, según su intensidad, para conseguir el resultado que deseamos obtener.

Para la realización de dicho tratamiento es siempre necesaria una primera valoración del Doctor Ortega, quien le hará un estudio de sus necesidades conforme a los objetivos que quiere conseguir, le aconsejará y le explicará todas las dudas que puedan surgirle sin ningún compromiso.