Cirugía genital femenina

La cirugía estética genital femenina consiste en una serie de procedimientos quirúrgicos cuyo objetivo es mejorar el aspecto y la funcionalidad de los genitales.
En el caso de la cirugía estética genital femenina las mujeres que la solicitan suelen querer reparar una malformación congénita, mejorar estéticamente la zona genital tras diversos partos o, simplemente, rejuvenecer y embellecer esta parte de la anatomía femenina.
Entre los tipos de cirugía plástica genital más demandados se encuentran:labioplastia, liposucción en el monte de Venus o lifting púbico, vaginoplastia, clitoriplastia, reconstrucción del himen, microinjerto de vello en el pubis.
Detallaremos cada una de ellas en el siguiente apartado

TIPOS DE CIRUGÍA:

LABIOPLASTIA
Proceso de reducción de los labios menores o, menos frecuentemente, mayores.
Generalmente, los labios menores están protegidos por la vulva y no sobresalen, pero cuando existe un crecimiento anómalo acaban sobresaliendo de manera que presentan un aspecto caido y causan problemas funcionales, estéticos e higiénicos. Aunque en la mayoría de los casos la causa de esta malformación es desconocida, se ha descubierto que existen varias causas
predisponentes como alteraciones hormonales durante la pubertad, ciertas medicaciones y los partos múltiples, entre otras.
Las actividades cotidianas, así como el roce de la ropa y la práctica de deportes van confiriendo una apariencia envejecida y deforme que puede acomplejar a las pacientes y provocar molestias durante las relaciones sexuales y en su higiene íntima.

¿En qué consiste la operación?
La labioplastia consiste en una reducción de los labios que rodean el orificio de la vagina a un tamaño más funcional y estético sin comprometer su función protectora ni su sensibilidad.
Esta intervención se realiza, generalmente, bajo anestesia local y sedación. Durante la intervención se recorta la mucosa que sobra quedando una cicatriz imperceptible, pero hemos de tener en cuenta, que al ser una zona húmeda el proceso de curación es más lento. Es recomendable hacer reposo las siguientes 24 horas.
Las curas posoperatorias pueden alargarse durante unas 3 semanas. Si no hay ningún problema, la media de la curación puede tardar alrededor de un mes, a partir del cual se pueden tener relaciones sexuales, pero esto depende de las circunstancias de cada paciente.


LIPOSUCCIÓN DEL MONTE DE VENUS
Se conoce como monte de Venus a la capa de tejido graso que está encima del pubis y que se encuentra cubierto de vello . El volumen de esta zona puede alterarse por causas muy diversas como envejecimiento, cambios de peso… El aumento de volumen provoca un pubis más prominente alterando la silueta corporal. El método más empleado para corregir este problema es la liposucción de la zona.

¿En qué consiste la operación?
Actualmente pueden realizarse dos procedimientos distintos, optando más frecuentemente por una liposucción asistida con láser frente a la liposucción tradicional. En ambas intervenciones las incisiones por las que se aspira el exceso de sebo con unas cánulas son mínimas pero, además, el láser también elimina la grasa superficial al mismo tiempo que estimula la producción de colágeno y elastina, lo que favorece la remodelación y recuperación de la forma de toda la zona pubiana.
Es un procedimiento ambulatorio que se lleva a cabo con anestesia local, y las molestias iniciales se tratan con analgésicos de uso común. Tras la intervención y durante una semana la paciente debe llevar una faja que contribuirá a moldear la zona. Esta operación deja unas cicatrices apenas visibles y los resultados son muy satisfactorios.


VAGINOPLASTIA
La vaginoplastia se suele realizar en pacientes que tiene ensanchamiento de la vagina y un debilitamiento del soporte de los órganos vitales como consecuencia de varios embarazos y partos. Es importante tener en cuenta que perder firmeza en el suelo pélvico puede producir una caída y desplazamiento de la vejiga, incontinencia urinaria, relaciones sexuales de baja intensidad e, incluso, una menor frecuencia de los orgasmos.

¿En qué consiste la operación?
La operación consiste en una reducción de los músculos alrededor de la vagina, mejorando así el tono muscular y la elasticidad, así se refuerza la pared posterior de la vagina, solucionando los trastornos asociados a la dilatación excesiva.
La cirugía puede durar entre 1 y 2 horas y suele realizarse bajo anestesia general. El postoperatorio se lleva a cabo en casa y es frecuente precisar de analgésicos suaves y reposo.


CLITORIPLASTIA
En los casos en que el clítoris presenta un agrandamiento externo anormal puede suponer una tremenda molestia para la mujer que lo padece, tanto desde el punto de vista estético, como funcional, ya que convierte las relaciones sexuales en algo doloroso física y psicológicamente.
Este desarrollo anormal puede ser congénito o debido a causas hormonales, tumores ováricos, hiperplasia suprarrenal o administración de esteroides. En casi todos los casos, la hipertrofia del clítoris va acompañada de un agrandamiento del doblez de piel que lo recubre.

¿En qué consiste la operación?
Tanto el clítoris como el doblez de piel hipertrofiado pueden ser corregidos en la misma intervención. La cirugía suele realizarse bajo anestesia local en quirófano, y la sensibilidad de éste órgano queda preservada en su totalidad.
Hay ocasiones en que el clítoris tiene apariencia de estar descolgado y sobresale de los labios mayores, de manera que en la intervención se puede recolocar y elevarlo a su posición habitual.
Es importante guardar reposo las primeras 48 horas tras la intervención, pero después podrá volver a hacer vida normal con ayuda de antiinflamatorios y analgésicos indicados por el médico.


RECONSTRUCCIÓN DEL HIMEN
El himen es una membrana flexible con forma de corola que se encuentra separando la cavidad vaginal de la vulva, esta membrana desaparece al mantener las primeras relaciones sexuales, aunque también puede romperse de manera espontánea con la práctica de algunos deportes o un golpe en la zona.

¿En qué consiste la operación?
La operación consiste en reconstruir el himen mediante una sutura dejando un pequeño orificio para el reflujo de fluidos. La técnica que se utiliza dependerá del tiempo transcurrido desde la rotura del himen, de manera que si no ha llegado al mes, la reconstrucción puede ser llevada a cabo mediante una sutura sencilla utilizando la piel del mismo pero, si el periodo es mayor, se debe realizar a partir de los vestigios membranosos que existan, necesitando esta última mayor tiempo de cicatrización

Se trata de una operación de una hora aproximadamente, que se realiza con anestesia local. La sutura colocada es reabsorbible, de manera que el postoperatorio se realiza en casa guardando reposo. Serán necesarios analgésicos recetados por el médico y, aproximadamente un mes, la
paciente ya podrá tener relaciones sexuales sin ningún problema.


MICROINJERTO DE VELLO EN EL PUBIS
Es una intervención estética que ofrece muy buenos resultados para tratar la pérdida de vello en el pubis.
La menopausia o el paso del tiempo pueden ocasionar que se pierdavello púbico mostrando un aspecto despoblado y con calvas.
Para solucionar este problema se pueden realizar transplantes para repoblar la zona y rejuvenecer así su aspecto.

¿En qué consiste la operación?
El pelo con el que se realiza el injerto se extrae de la zona baja de la nuca de la paciente, y suele realizarse en una sola sesión mediante el trasplante de unidades foliculares. Es un procedimiento delicado y laborioso y suele realizarse bajo anestesia local.
Tras la colocación de un vendaje protector, la paciente es dada de alta y las costras de las heridas consecuentes a la intervención se irán desprendiendo pasadas dos semanas, la paciente debe tener un cuidado especial de esta zona durante la primera semana, pero puede recuperar su vida normal en un par de días.